La Interpol desenmascara un crimen gracias a Los Simpson

Tras más de dos décadas sin ninguna pista, la Interpol consiguió atrapar esta semana al responsable de un asesinato cometido el 22 de abril de 1988 en la región inglesa de Hertfordshire. Al parecer, el asesino, llamado Williams Maroon, animador de profesión, había dejado una serie de pistas escondidas en algunos capítulos de Los Simpsons en la que había trabajado, en concreto los capítulos de la cuarta temporada Kamp Krusty, Lisa the Beauty Queen y Brother from the Same Planet. Al parecer, los detalles incorporados por el animador, que no figuraban ni en el guión ni en el storyboard, demostraban que Maroon conocía aspectos del asesinato de Edward R. Valiant que nadie más podía saber.

La Interpol descifra un crimen gracias a Los Simpson
Fotogramas de Brother from the Same Planet
La Interpol descifra un crimen gracias a Los Simpson
Fotogramas de Lisa the Beauty Queen 
La Interpol descifra un crimen gracias a Los Simpson
Fotogramas de Kamp Krusty
La Interpol siempre había sospechado de Maroon, pero nunca había sido capaz de probar nada. Sin embargo, la gran cantidad de pistas repartidas por la serie demostraban que Maroon conocía aspectos del caso a los que nadie más podía tener acceso. Valiant murió en extrañas circunstancias, y tan solo quedó parte de su cadáver, que Maroon intentó hacer desaparecer disolviéndolo parcialmente en una solución de ácido.
Los responsables de la serie afirman estar sorprendidos y hasta cierto punto consternados por haber servido de tapadera de un crimen. "Trabajamos con Maroon hace años y sus aportaciones fueron siempre muy creativas y de gran utilidad. Jamás hubiéramos podido imaginar que debajo de su carácter dócil y amable se escondieran las pistas de un asesinato."