Entrevista a Marc Ribas y Anna Solanas

Marc Riba y Anna Solanas - Violeta, la pescadora del Mar Negro

Marc Riba y Anna Solanas (Barcelona, 1978/Barcelona, 1979) filmaron su primer corto de animación conjunto, "El negre és el color dels déus", como su película de graduación en la ESCAC de Barcelona. El cortometraje fue nominado a los Goyas de 2003 y consigue multitud de premios por todo el mundo. Su segundo cortometraje "La Lupe i en Bruno" fue seleccionado en más de cien festivales en venticinco país, consiguiendo un total de diecinueve premios. "Violeta, la pescadora del mar Negro" es su último proyecto.

1. ¿Habéis realizado tres cortometrajes de manera conjunta, ¿qué significa para vosotros trabajar en equipo y cómo os repartís las tareas?
La verdad es que una co-dirección, si funciona bien, es muy agradecida. Pero para que funcione es imprescindible conocerse mucho y tener la confianza suficiente para poder discutir sin llegar a pelearse. Durante todo el proceso de preparación de un proyecto (idea, guión, planificación...) trabajamos conjuntamente, pero durante la pre-producción, rodaje y post-producción adoptamos roles más específicos. Mientras Marc construye los personajes y decorados y en el rodaje se encarga de montar el set y preparar el plano junto a la directora de fotografía, Anna está en contacto directo con los animadores, dando las instrucciones necesarias para conseguir la interpretación que queremos, y llevando también todo el control técnico durante el rodaje de cada plano. Una vez terminado el rodaje Anna realiza también toda la post-producción de audio.

2. La animación stop-motion ha pasado de ser una técnica casi en peligro de extinción a tener un reconocimiento cada vez mayor a nivel comercial. ¿Qué fue lo que os llevó a interesaros por la animación en stop-motion? ¿Qué ventajas encontráis a esta técnica frente a otras formas de animación?
Nosotros nos conocimos en la ESCAC, o sea que los primeros trabajos que hicimos en el mundo audiovisual eran de imagen real. La técnica de la animación stop-motion nos permite trabajar de una manera muy similar a la imagen real, pues trabajamos con decorados corpóreos, proyectores de luz, cámara,... Para nosotros era el paso más fácil y natural, a parte de que era una técnica que nos gustaba mucho.


3. Habéis estudiado en la ESCAC (la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), una institución que tiene cada vez más prestigio a nivel nacional y de la que van saliendo importantes personalidades para el mundo del cine en nuestro país. ¿Qué importancia le dais a la formación académica a la hora de trabajar en el mundo de la animación?
Para nosotros es muy importante la formación tanto académica como personal. Nuestro paso por la ESCAC nos ha servido sobre todo para aprender a trabajar en equipo, sin perder la visión general de la película que estás haciendo. Se da el caso que en la ESCAC no existe la especialidad de animación (Marc está graduado como director artístico y Anna en la especialidad de sonido), pero el proyecto de final de carrera te permiten que sea de animación, de imagen real, o documental, así como dirigirlo aunque no seas de la especialidad de dirección. Al hacer stop motion y con animadores externos, nuestra manera de trabajar se aleja un poco de la típica figura del animador independiente que hace el solo todas las tareas.

4. Actualmente os halláis desarrollando el que será vuestro próximo proyecto, un largometraje en stop-motion, algo muy poco habitual en el cine español. ¿Cuáles son las mayores dificultades que os estáis encontrando?
Escribimos el guión de “Errònia” hace dos años, aprovechando una convocatoria de subvención del ICIC (Institut Català de les Industries Culturals). Pero ahora mismo no es una prioridad para nosotros intentar rodarlo. Realmente es un proyecto caro y complicado para llevarlo a cabo como nosotros queremos.

5. Tanto "Bruno y Lupe" como "El negro es el color de los dioses", vuestros dos primeros proyectos, tienen un espíritu y una identidad visual claramente mediterráneos. Sin embargo "Violeta, la pescadora del mar negro" es un film mucho más oscuro y donde se pueden rastrear influencias del cine de muñecos de los países del este. ¿A qué se debe este cambio? ¿Se trata de una evolución estilística que continuará con "Errònia", vuestro largometraje?
Nuestros dos primeros cortos eran comedias ligeras, con las que la gente reaccionaba muy bien. Pero nos apetecía cambiar radicalmente de registro y, aprovechando la convocatoria del Proyecto Corto de la Semana de cine de Terror de Donosti, nos pusimos el reto de crear una historia dónde unos trozos de madera pintadas consiguieran provocar repugnancia en el espectador. "Errònia" contiene ambas visiones, pues estéticamente se podría parecer a "Violeta", pero a nivel de historia es más amable y optimista. Y nuestro próximo cortometraje, que estamos a punto de terminar, estéticamente también tiene más relación con "Violeta" que con los anteriores.

6. "Bruno y Lupe" y "El negro es el color de los dioses" ofrecen una perspectiva novedosa para lo habitual en la animación hecha en stop-motion sobre las relaciones afectivas y el sexo. ¿Creéis que ésta es la base del exito de ambos cortos o consideráis mucho más importante la producción visual de los mismos?
La connexión con el público siempre parte de la historia que estás contando, y con nuestros dos primeros cortos abordamos dos temas universales y sobre los cuáles todo el mundo puede posicionarse. El hecho de que visualmente sean atrayentes ayuda, pero nosotros siempre procuramos que la estética esté supeditada a la historia.

7. Todos vuestros cortometrajes han cosechado multitud de premios. ¿Consideráis los festivales como el destino final lógico para un cortometraje?
Más que el final lógico, hoy por hoy es dónde se le da más importancia. Como defensores del corto como formato mismo y no como una preparación para hacer un largo creemos en el gran potencial que tiene para contar historias y que lleguen a la gente desde multitud de sitios. Pero mientrastanto los festivales son una gran oportunidad para mostrar tu trabajo al público y si cae algún que otro premio pues te ayuda a amortizarlo y a poder hacer el siguiente.

Marc Riba-Anna Solanas
8. Con vuestra productora "I+G StopMotion" habéis realizado "Lupe y Bruno", "Violeta" así como videoclips. ¿Cómo hace un animador de stop-motion para sobrevivir mientras van surgiendo los siguientes proyectos?
Desde nuestra productora pretendemos combinar la realización de proyectos propios con encargos y colaboraciones con otras productoras, pues son estas colaboraciones las que permiten respirar un poco económicamente. La clave también está en no “esperar” a que surjan nuevos proyectos, si no provocar estos proyectos. Nosotros intentamos ser activos en este tema; en un par de meses vamos a estrenar un nuevo cortometraje, pero a la vez estamos ya escribiendo el siguiente.


9. Hemos pasado la fiebre de los años en los que parecía que a la animación sólo le quedaba la opción de convertirse al 3D, para vivir un momento en el que parece que todo puede acabar fundiéndose, y cada vez son más las obras que ofrecen una mixtura de técnicas. ¿Qué peso tienen para vosotros las nuevas tecnologías y hasta qué punto os planteáis su utilización en el futuro?
A nosotros nos gusta trabajar en stop motion de manera artesanal, pero utilizando las ventajas de rodar con tecnología digital (nuestro primer corto lo rodamos directamente en 35mm, pero actualmente rodamos con una cámara réflex digital). Por ahora estéticamente no nos atrae mezclar stop motion con otras técnicas, pero nunca se puede predecir que nos traerá el futuro.

10. ¿Qué otros autores admiráis y os influyen en vuestro trabajo?
De pequeños disfrutamos de la animación que programaban en la televisión (desde Dr Slump a Pingu) y de las clásicas películas de Disney. Luego nos hemos “enganchado” a los nuevos clásicos de la animación, como pueden ser Hayao Miyazaki o el estudio Pixar. Pero claramente la animación que más ha influido en nuestro trabajo es la animación infantil que se hacía en los países de la Europa del Este y de la ex Unión Soviética. Aquí es mucho más conocida la animación de autor, pero se produjeron verdaderas joyas (tanto a nivel estético como narrativo) en el campo de la animación dirigida a niños.

11. ¿Qué consejo le darías a cualquier persona que quisiera trabajar como animador en stop-motion?
Pues que no le falte ni fuerza de voluntad ni perseverancia.

En El Periódico de Cataluña, publicaron un artículo a propósito de "Violeta".
Para más información sobre Marc Riba y Anna Solanas, podéis acudir a su web. Aquí podéis ver un pequeño showreel de su productora, I+G Stopmotion.

btemplates

5 opinan:

Anónimo dijo...

Enhorabuena, he encontrado el blog por casualidad y me lo estoy pinchando en vena. Muchísimas gracias.

cine universidad de valparaíso dijo...

Me ha encantado su trabajo, estuve viendo en internet el trailer e violeta y me encanta el trabajo en esta tecnica en particular, actualmente estoy estudiando cine en Chile, nuestra escuela es mas pequeña y relativamente nueva por lo que animacion tadavia no es un area que se incorpore... me entusiasmo leer esta entrevista y me motiva a seguir adentrandome al mundo de la animacion stop-motion

Barbara Perez Hernandez

Animacam dijo...

Acabo de encontrar esta página por casualidad y se ha convertido en un auténtico vicio! Para los apasionados de la animación resulta muy útil!

Un saludo y enhorabuena

Talía Rodríguez dijo...

saludos desde México

Anónimo dijo...

Hola! aqui les dejo nuevos links para que los actualicen, gracias!

www.stopmotion.cat
www.nuriariba.carbonmade.com
www.annamolins.cat