A Buzz Lightyear no se le acaban las pilas

Quién de verdad pensó que con Toy Story 3 se acababa una de las parejas protagonistas más famosas de la animación, realmente andaba muy equivocado. Desde el estreno de, hasta el momento, la última entrega, Pixar da muestras de no querer soltar la franquicia hasta exprimirle a los personajes tres cortometrajes más. El último de ellos, Pequeño Gran Buzz acompañará al estreno de Los Muppets el próximo 3 de febrero de 2012 (el 22 de noviembre de 2011 en los Estados Unidos).
La historia de Pequeño Gran Buzz se centra en la confusión que provoca cuando el auténtico Buzz Lightyear se queda olvidado en un restaurante de comida rápida (¿apostamos por alguna cadena en concreto?) al ser confundido con la versión del propio Buzz que viene de regalo en el menú infantil. Mientras los juguetes de Bonnie soportan a este imitador de 7cm de alto que emite un molesto zumbido, el Buzz real asiste a un grupo de terapia de apoyo que hay en el propio restaurante para todos los juguetes desechados y olvidados allí. Woody y la pandilla idean una manera de rescatar a su amigo, mientras que Buzz trata de escapar de esa reunión de psicoterapia de juguetes para poder reunirse con sus amigos.
Aun sin haber visto nada de esta nueva entrega (¿hace falta?), el buque insignia de la animación digital norteamericana comienza a mostrar signos alarmantes de agotamiento en esta nueva década.