Estreno de Cars 2, el primer suspenso crítico de Pixar


Previsible, pero no por ello menos sorprendente, Cars 2 se ha convertido en el largometraje con las peores críticas de la compañía y el que ha roto el romance ininterrumpido de más de quince años entre la productora y la crítica internacional. La mayoría de los comentarios apuntan justamente a una pérdida de las cualidades que habían distinguido siempre a Pixar Animation Pictures: guión inconsistente, trama aburrida, película excesivamente infantil, un film mediocre que parece realizado por una compañía que tratara de imitar a Pixar, etc.
En el meollo de la cuestión se encuentra la cada vez más insoportable presión a la que Disney somete a Pixar para que continúe produciendo secuelas, algo que puede acabar con su proverbial creatividad. No en vano, la primera parte de Cars, que ya cosechó una tibia respuesta crítica, es el título más rentable de la empresa gracias a las fabulosas ventas de productos asociados. Así pues es natural que buena parte de la crítica mantuviera sus lanzas en alto frente a la sospecha de que Cars 2 naciera como producto exclusivamente mercadotécnico.
La cuestión es ¿se trata de un tropezón aislado en la carrera de Pixar o el inicio de una nueva etapa menos interesante en la compañía? Con nuevas secuelas a la vista (la precuela de Monsters y rumores de una hipotética Toy Story 4) y el estreno de su primera "princesa" el próximo año (Brave), parece que se confirman los peores augurios para la empresa.
Más información sobre Cars 2.