El talento desbordante de Lei Lei

De forma paralela a los cambios que está experimentando el gigantesco país, la animación china está demostrando poseer un potencial fabuloso, que promete deslumbrar con un bombardeo de talento la década actual. Un ejemplo de un talento absolutamente desbordante es el trabajo del estudiante de la universidad Tsinghua Lei Lei, que firma sus obras como Ray. Sus trabajos, realizados a un ritmo frenético de tres cortometrajes por año desde 2008, son una mezcla de animación con diseño gráfico, cultura urbana china y todas las tradiciones milenarias de su país.
The Face (2008) fue uno de los primeros cortometrajes de Lei Lei en llamar la atención internacionalmente. Un gran trabajo cromático (sobre todo, en la utilización de los rojos), y un enorme talento para contar una historia repleta de formas orientales y un montaje muy particular.

El siguiente trabajo, Pear or Alien (2008) es una obra aún más radical en sus planteamientos. Con una paleta cromática reducida a el blanco, el azul y el rojo, y una historia sobre seres con cabeza de pera y alienígenas, el cortometraje trata de evocar un estilo de animación pretérito, casi artesanal, pero utilizando para ello los recursos de las técnicas digitales. El estilo es denso y recargado, a la vez que deliberadamente ingenuo.

The universe marshmallow (2008) profundiza en el estilo gráfico anterior, construyendo una historia repleta recargada de elementos visuales extraños, sobre una cosecha de algodón que al ser regada con amor y música, se convierte en algodón dulce para los niños.

Eye (2009) es un trabajo de Lei Lei para el Festival de cine y vídeo independiente de Chongqing.

Por último, Magic cube and Ping-Pong (2009) es una pieza de humor que, aprovechando cosas de sus trabajos anteriores, construye un fresco cromático altamente psicodélico y estimulante. Sin duda, una carrera muy prometedora y llena de sorpresas.

Lei Lei ha ganado recientemente el premio al Mejor cortometraje narrativo en la edición 2010 del festival de animación de Ottawa por su obra "This is love". 
Más información en la nota correspondiente al festival.